Sandra encontró la seguridad para la salvación.Sandra es una estudiante de secundaria de 17 años de Kwabenya, Ghana. Vive con sus padres y forma parte de la iglesia desde su infancia. En esta región, el 90% de las personas son cristianas, pero Sandra no reconocía esa fe. "No creía en la obra completa de Jesucristo en la cruz. La fe en Cristo era un conocimiento de cabeza. Vivía mi vida como cualquier persona mundana sin relación con Cristo", afirma.

Los folletos de evangelización de los estudios bíblicos del Proyecto Felipe de la Liga de la Biblia han beneficiado enormemente a Sandra. Aprendió varias lecciones morales que ayudaron a su fe, como la lección titulada "Resucitado de la muerte". La escritura le enseñó que la fe cristiana no tiene sentido sin la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesús. Aprendió que la obra de Jesús en la cruz es el fundamento y la garantía de su salvación. Ahora cree plenamente que Cristo la ha salvado y le debe su completa lealtad.

El viaje espiritual de Sandra trajo una reacción de sus antiguos amigos, que no estaban contentos con su decisión de seguir a Cristo. Pero está decidida a estudiar más para mostrarse aprobada para el trabajo que Dios le ha encomendado. Siente que Dios la llama a ser una predicadora de Su Palabra; sus nuevos conocimientos y convicciones la ayudarán a llevar a otros a Cristo.

"Quiero dar las gracias a todos los que lo han hecho posible, especialmente a los donantes. Quiero que recen por mi éxito en el examen final del año que viene", dice. Actualmente, Sandra es capellán de las niñas de su escuela. Está agradecida a Dios por la oportunidad de servirle en esa función, algo que nunca pensó que podría hacer. Su objetivo futuro es unirse al ministerio pastoral después de sus estudios universitarios para llegar a sus amigos y familiares. La oración de Sandra es que el Espíritu Santo convenza a sus amigos y familiares.